Cuando empecé en el mundo de los blog me quede maravillada, todo lo que podíamos hacer y decir de nosotros mismo sin ser un diario abierto.
Mi primer blog es de cocina, esto y la lectura son mis dos grandes pasiones, entenderéis esto si os lo explico así:

Los momentos buenos, malos, frustraciones, miedos, bajones de moral, pequeñas depresiones, etc., siempre lo he superado en la cocina, es mi mundo, cuando entro dentro de esta habitación, todo se pasa, todo se olvida, soy yo encerrada en mi misma, me aislo de todo y de todos, no es lo mismo la cocina diaria, aunque siempre la hago con el mismo cariño y la misma dedicacion, cuando llegan a casa los mios, y me ven inmersa en ollas, tarros de conserva, olor a pan a bizcocho me dejan, soy intocable.
La lectura, ocupa mis noches, yo creo que me he echo insomne por eso, al día le podemos robar algún rato para leer, pero yo soy una lectora compulsiva, cuando empiezo un libro no puedo parar, pero eso si soy muy disciplinada, por el día pocos ratitos, me gustan tanto los libros que guardo desde el primero al ultimo de los libros escolares de mis hijos, soy incapaz de tirarlos o darlos, a veces compro libros no por su calidad, si no por su cantidad, si cantidad de hojas.Por eso desde que empecé con el blog de cocina me rondaba hacer uno para poder publicar todos los que he leído, que son muuuuchos.

El momento ha llegado de la forma mas inesperada, al ganar un libro de canal cocina con una receta mía, se han juntado mis dos pasiones.

El libro que he ganado Mil días en Venecia, de Marlena de Blasifirmadohttp://www.canalcocina.es/concursos/ganadores/recetas-con-amor

Tambien tengo otro lector compulsivo como yo. mi hijo Guillermo, bueno creo que el es peor, tambien os pondre todos sus libros que como no, yo tambien he leido.Ahora poco a poco os ire haciendo una lista de los libros que he leido .

viernes, 26 de marzo de 2010

El opalo negro


Carmel habia crecido en la casa del doctor Marline, junto a éste y su familia. De padres desconocidos -aunque todos sospechaban que su madre era gitana-, Carmel fue objeto de la hostilidad de toda la familia, excepto del bondadoso doctor; el tío Toby, un excéntrico marino hermano de la señora Marline que de vez en cuando visitaba la casa, y de Lucian, el aristocrático heredero de la vecina mansión. Si no dichosa, la vida de Carmel fue apacible hasta que la desgracia se abatió sobre los Maline: la muerte por envenenamiento de la señora fue la causa de que tío Toby se llevara a Carmel a Australia, donde la revelación de su pasado, las angustias del presente y las esperanzas de un futuro de dicha enriquecerían sus pasos y la llevarían a una renovada plenitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada